LAS EMPRESAS PETROLÍFERAS SIGUEN CONTAMINANDO EL MUNDO

GREENPEACE EDUCACIÓN

ENLAZA CON MEDIOS PERIODÍSTICOS DE DIVULGACIÓN DE DOCUMENTOS SECRETOS

miércoles, 7 de mayo de 2008

EMPRESAS QUE SE ENRIQUECIERON CON LA ESPECULACIÓN INMOBILIARIA ¿¡NO TIENEN DINERO PARA AFRONTAR PAGOS!?

La inmobiliaria Llanera fue la primera empresa del sector en solicitar el concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos). Muchas otras compañías han seguido sus pasos desde entonces, y otras cuantas se han visto obligadas a refinanciar su deuda con los acreedores para sobrevivir. La crisis pasa factura y asfixia a inmobiliarias y constructoras, que se han encontrado de repente con elevadas deudas imposibles de afrontar..

Llanera: La inmobiliaria valenciana solicitó en octubre pasado el concurso voluntario de acreedores. Con una deuda de alrededor de 700 millones de euros, seis empresas de la matriz se encontraban en una situación de insolvencia inminente..

Contsa: El grupo sevillano confirmó a comienzos de febrero que no podía hacer frente a las deudas contraídas con sus 1.200 socios e inversores, en su mayoría pequeños ahorradores que le habían confiado entre 2.000 y 600.000 euros cada uno, y pidió la suspensión de pagos..

Habitat: La promotora catalana logró “in extremis” un pacto con la banca para refinanciar su deuda por valor de 1.800 millones de euros. La compañía que preside Bruno Figueras ha llevado a cabo varias desinversiones con el objetivo de tener más liquidez.

Jale: Dos empresas del grupo, Inmobiliaria Amuerga SL y Jale Construcciones SAU, se acogieron voluntariamente al concurso de acreedores ante “la imposibilidad de atender a corto plazo los compromisos de pago”. Y es que su deuda superaba los 300 millones de euros.

Nozar: La sociedad Avalatransa interpuso ante el juzgado una demanda de concurso necesario de acreedores contra la inmobiliaria y su filial constructora Lena por un impago de 312.000 euros. Finalmente, el juez desestimó el concurso contra el grupo de la familia Nozaleda, que se encuentra en pleno proceso de venta de su participación en Colonial.

Seop: Esta constructora, miembro de la patronal Seopan y filial de Silver Eagle, fue la primera en acudir a un concurso voluntario de acreedores tras las Elecciones Generales del 9 de marzo, después de incesantes rumores sobre una posible quiebra. La desaceleración del segmento residencial, que supone cerca del 90% de la actividad de la compañía, y el endurecimiento del sistema financiero le provocó una falta de liquidez y la imposibilidad de pagar a proveedores y trabajadores. La deuda con los acreedores es de unos 356 millones de euros.

Cosmani: Cinco de las 22 empresas que integran la promotora inmobiliaria optaron a finales de marzo por acogerse al proceso concursal al no poder hacer frente a los vencimientos de una deuda que, según la compañía, asciende a 350 millones de euros. Ante la presión de los bancos acreedores, la falta de liquidez se ha impuesto a una solvente situación patrimonial, ya que la compañía cuenta con unos activos valorados en 1.600 millones de euros.

Prasi: La constructora de vivienda protegida, con presencia en Madrid y Castilla y León, aceptó un concurso necesario al que le instaron varios acreedores, después de reconocer que acumula una deuda de 40 millones de euros. Ahora, la compañía ha presentado un ERE para sus 100 trabajadores y queda así abocada a la liquidación, lo que la convertirá previsiblemente en la primera gran constructora de VPO en quebrar por la crisis.

Fbex: La promotora calatalana abrió una negociación con 33 entidades financieras para aplazar el pago de unos 600 millones de euros de una deuda total de 1.800 millones y, en última instancia, sortear la suspensión de pagos.

Lábaro: La sociedad matriz Lábaro Grupo Inmobiliario también ha solicitado la vía concursal con impagos de 39,1 millones de euros a 40 empresas debido a la coyuntura que atraviesa el sector. La deuda acumulada es de unos 700 millones de euros

Temple: La inmobiliaria valenciana, conocida comercialmente como Nou Temple, se sumó a la larga lista de víctimas por la crisis y alegó problemas de liquidez para solicitar el concurso. Acto seguido, inició las gestiones con las entidades financieras con el fin de mantener la financiación de varios proyectos en curso.

Martinsa-Fadesa: El grupo inmobiliario que controla y preside Fernando Martín logró cerrar con los bancos acreedores la refinanciación de su deuda de 5.100 millones, equivalente al 40% del valor total de sus activos. El acuerdo ha permitido a la empresa esquivar el pago de 362 millones que vencía en marzo y evitar el abono de otros dos vencimientos a lo largo de este año, uno de alrededor de 150 millones y un segundo de 2.000 millones.

Detinsa: La compañía ultima la renegociación de una deuda que alcanza el 50% del valor de sus activos: unos 600 millones de euros. La inmobiliaria reconoció atravesar por una “situación delicada” y no pudo cumplir con sus compromisos en el mes de febrero, aunque se recuperó en marzo, lo que le permitió garantizar que actualmente no existen riesgos de solicitar la suspensión de pagos.

Fuente: CincoDias.com

2 comentarios:

Rafael del Barco Carreras dijo...

III. HÁBITAT, una subprime o hipoteca ninja de

¡300.000 millones de pesetas!


Rafael del Barco Carreras


¡Y sin el negrito de Ilinois!, un su lugar un burgués catalán. Si de esta mediana inmobiliaria, dicen la segunda de Barcelona después de Metrovacesa de los Sanahuja, sin valorar la “oficial” Consorcio de la Zona Franca, me interesaba su enlace con la corrupción en torno a Javier de la Rosa y su Banco Garriga Nogués, años 70-80, por lo de mis tres años de cárcel, cuando tanto tiempo después salta a la palestra me atrae por su línea de continuidad en lo que defino como www.lagrancorrupción.com o “Barcelona, 30 años de corrupción”, escrito antes de esta “profunda crisis”. Mis “molinos de viento” según un enfadado comentarista tildándome de loco quijote o molestón entrometido. El pelotazo de los 80 con el Garriga es una nimiedad comparado con el del 2007 de 1.600 millones de euros con el pool, cartel u oligopolio bancario nacional, BSCH, BBVA, CAIXA Y CAJA MADRID, alrededor de 220 millones por cabeza y 179 el Banco Popular, el resto bancario en la suspensión suma unos 600, y además de 100 para cada uno de los públicos ICO y ICF, lo que indica sin genero de duda que quien dirige la operación tiene acceso y poder además de en la Banca en el “dinero público” en Madrid y Barcelona. Al igual que CINCO amiguetes en el momento del pago de las copas en la barra de un bar, cuando el de la voz cantante ordena el reparto a escote. ¡300.000 millones de las antiguas pesetas!

Una enorme “hipoteca basura o ninja”. Si el comprador (el negrito de Ilinois que es quien menos dinero recibe de todo el proceso), un experimentado profesional, sabía el valor real de lo comprado y el vendedor gana 900 de 1.600, y esos 1.600 se colocan y abona la Banca, que también conoce los reales valores inmobiliarios, y ahora solo los perjudicados de la parte compradora, obreros y accionistas, quieren deshacer la operación, a esto, primero se le llama connivencia o “sevicia” contra la Banca por parte del ejecutivo financiero, y en conjunto huele a gran estafa. Estafa a quien en definitiva financie la operación, “ponga el dinero”. A la Banca o la Bolsa, a quien parece estaba destinada la pequeña Hábitat convertida en gran bluff. Y la Banca, con la generosidad que le caracteriza, publica que ellos “renovarían”. Quizá a través de los rifirrafes judiciales dentro de diez años sepamos que los bancos y cajas empaquetaron esos créditos al BCE o al FAAF, Fondo de Adquisición de Activos Financieros español, y que se arrastran en la gran pelota de las macrocifras, donde en definitiva acabaron aquellas iniciales decenas de miles de millones en el Garriga y Nogués de los 80 que en los reajustes del Banesto de Mario Conde de los 90 se sumarían a los dicen 700.000 millones de pesetas que absorbió el Fondo de Garantía de Depósitos, Hospital de Bancos, al serle vendido Banesto a los Botín.

Otro nombre ligado a las sabrosas fábulas ciudadanas, el mayor bufete de Barcelona, Cuatrecases, 800 colaboradores, monta la operación que disgusta a sus compañeros socios minoritarios en Hábitat, y hasta a Figueras, en definitiva cliente y socio suyo, que encarga la suspensión de pagos al bufete Uría y Menéndez, otro grande pero “madrileño”. Bufete que por de pronto se extraña que se creen inusuales proposiciones y situaciones jurídicas para no menear cifras. Quizás Figueras profundo conocedor de las “posibilidades” de sus enemigos en los Juzgados de Barcelona, prefiera un foráneo para remover el ambiente favorable a la parte contraria. De entrada el Juez día, 4-12-08, ha aceptado la suspension de pagos, y la suspensa pudiera tener la suerte de Martinsa Fadesa donde los técnicos judiciales en la suspensión de pagos recriminan a la banca que cuando se renovaron créditos ya sabían la situación. En este caso apuesto que se sabía antes de la renovación, en el momento de montar la operación. Y también apuesto que si esa suspensión hubiera caído en el Juzgado de Luis Pascual Estevill, mi ex abogado, ya hubiera amenazado a varios con el o “pagas o a la cárcel”.

Para medio entender estos pelotazos se ha de leer entre líneas aprovechando las pocas lindezas que unos suelten a los otros para intentar quitarse el polvo. Así compondríamos el puzle de la Gran Corrupción barcelonesa, la que en su acto final ha construido una ciudad “ninja y burbuja”, PUEBLO NUEVO Y FORUM incluyendo BESÓS Y HOSPITALET (todos los constructores prácticamente quebrados), y donde también se encuentra Hábitat.

Es significativo que la gran banca “no apriete demasiado”, o incluso que ese Rivero de Sacyr-Vallehermoso se siente desafiante ante Zapatero en un acto social, donde en principio no pinta nada, recordándole la operación del 20% de Repsol que el Sistema pretende que se la trague al doble o triple de lo que ahora vale, o pierda tanto dinero en esa supuesta venta a los rusos que le arrastre a una enorme quiebra. Los arruinados constructores plantan cara. ¿Cuánta corrupción suma la burbuja?

Y sin olvidar que la rapiña, ajustando precios para exprimir el limón, alcanza a tanto que uno de los subcontratistas de otro subcontratista sin atenerse a leyes y normas de seguridad, contrata “sin papeles” y un accidente se cobra cinco vidas. En las trifulcas previas a la suspensión no leo que esa posible responsabilidad se valore como un pasivo, y ni menos lo contabilizan en el balance presentado al Juzgado… un daño colateral…culpa de un moro que contrataba a otros “sin papeles”…

Rafael del Barco Carreras dijo...

III. HÁBITAT, una subprime o hipoteca ninja de

¡300.000 millones de pesetas!


Rafael del Barco Carreras


¡Y sin el negrito de Ilinois!, un su lugar un burgués catalán. Si de esta mediana inmobiliaria, dicen la segunda de Barcelona después de Metrovacesa de los Sanahuja, sin valorar la “oficial” Consorcio de la Zona Franca, me interesaba su enlace con la corrupción en torno a Javier de la Rosa y su Banco Garriga Nogués, años 70-80, por lo de mis tres años de cárcel, cuando tanto tiempo después salta a la palestra me atrae por su línea de continuidad en lo que defino como www.lagrancorrupción.com o “Barcelona, 30 años de corrupción”, escrito antes de esta “profunda crisis”. Mis “molinos de viento” según un enfadado comentarista tildándome de loco quijote o molestón entrometido. El pelotazo de los 80 con el Garriga es una nimiedad comparado con el del 2007 de 1.600 millones de euros con el pool, cartel u oligopolio bancario nacional, BSCH, BBVA, CAIXA Y CAJA MADRID, alrededor de 220 millones por cabeza y 179 el Banco Popular, el resto bancario en la suspensión suma unos 600, y además de 100 para cada uno de los públicos ICO y ICF, lo que indica sin genero de duda que quien dirige la operación tiene acceso y poder además de en la Banca en el “dinero público” en Madrid y Barcelona. Al igual que CINCO amiguetes en el momento del pago de las copas en la barra de un bar, cuando el de la voz cantante ordena el reparto a escote. ¡300.000 millones de las antiguas pesetas!

Una enorme “hipoteca basura o ninja”. Si el comprador (el negrito de Ilinois que es quien menos dinero recibe de todo el proceso), un experimentado profesional, sabía el valor real de lo comprado y el vendedor gana 900 de 1.600, y esos 1.600 se colocan y abona la Banca, que también conoce los reales valores inmobiliarios, y ahora solo los perjudicados de la parte compradora, obreros y accionistas, quieren deshacer la operación, a esto, primero se le llama connivencia o “sevicia” contra la Banca por parte del ejecutivo financiero, y en conjunto huele a gran estafa. Estafa a quien en definitiva financie la operación, “ponga el dinero”. A la Banca o la Bolsa, a quien parece estaba destinada la pequeña Hábitat convertida en gran bluff. Y la Banca, con la generosidad que le caracteriza, publica que ellos “renovarían”. Quizá a través de los rifirrafes judiciales dentro de diez años sepamos que los bancos y cajas empaquetaron esos créditos al BCE o al FAAF, Fondo de Adquisición de Activos Financieros español, y que se arrastran en la gran pelota de las macrocifras, donde en definitiva acabaron aquellas iniciales decenas de miles de millones en el Garriga y Nogués de los 80 que en los reajustes del Banesto de Mario Conde de los 90 se sumarían a los dicen 700.000 millones de pesetas que absorbió el Fondo de Garantía de Depósitos, Hospital de Bancos, al serle vendido Banesto a los Botín.

Otro nombre ligado a las sabrosas fábulas ciudadanas, el mayor bufete de Barcelona, Cuatrecases, 800 colaboradores, monta la operación que disgusta a sus compañeros socios minoritarios en Hábitat, y hasta a Figueras, en definitiva cliente y socio suyo, que encarga la suspensión de pagos al bufete Uría y Menéndez, otro grande pero “madrileño”. Bufete que por de pronto se extraña que se creen inusuales proposiciones y situaciones jurídicas para no menear cifras. Quizás Figueras profundo conocedor de las “posibilidades” de sus enemigos en los Juzgados de Barcelona, prefiera un foráneo para remover el ambiente favorable a la parte contraria. De entrada el Juez día, 4-12-08, ha aceptado la suspension de pagos, y la suspensa pudiera tener la suerte de Martinsa Fadesa donde los técnicos judiciales en la suspensión de pagos recriminan a la banca que cuando se renovaron créditos ya sabían la situación. En este caso apuesto que se sabía antes de la renovación, en el momento de montar la operación. Y también apuesto que si esa suspensión hubiera caído en el Juzgado de Luis Pascual Estevill, mi ex abogado, ya hubiera amenazado a varios con el o “pagas o a la cárcel”.

Para medio entender estos pelotazos se ha de leer entre líneas aprovechando las pocas lindezas que unos suelten a los otros para intentar quitarse el polvo. Así compondríamos el puzle de la Gran Corrupción barcelonesa, la que en su acto final ha construido una ciudad “ninja y burbuja”, PUEBLO NUEVO Y FORUM incluyendo BESÓS Y HOSPITALET (todos los constructores prácticamente quebrados), y donde también se encuentra Hábitat.

Es significativo que la gran banca “no apriete demasiado”, o incluso que ese Rivero de Sacyr-Vallehermoso se siente desafiante ante Zapatero en un acto social, donde en principio no pinta nada, recordándole la operación del 20% de Repsol que el Sistema pretende que se la trague al doble o triple de lo que ahora vale, o pierda tanto dinero en esa supuesta venta a los rusos que le arrastre a una enorme quiebra. Los arruinados constructores plantan cara. ¿Cuánta corrupción suma la burbuja?

Y sin olvidar que la rapiña, ajustando precios para exprimir el limón, alcanza a tanto que uno de los subcontratistas de otro subcontratista sin atenerse a leyes y normas de seguridad, contrata “sin papeles” y un accidente se cobra cinco vidas. En las trifulcas previas a la suspensión no leo que esa posible responsabilidad se valore como un pasivo, y ni menos lo contabilizan en el balance presentado al Juzgado… un daño colateral…culpa de un moro que contrataba a otros “sin papeles”…